Usos del Peróxido de Hidrógeno o Agua Oxigenada

El peróxido de hidrógeno, más conocido como agua oxigenada, es esa botellita que tenemos en el botiquín, o en el baño y que utilizamos para desinfectar una herida. Sin embargo, lo cierto es que puede tener muchos otros usos que quizá no conozcas.

Si quieres descubrir cuáles son, aquí te damos algunos de ellos.

Peróxido de hidrógeno

Agua oxigenada para blanquear la ropa

¿Te ha pasado alguna vez que, con el paso del tiempo, tu ropa blanca se ha amarilleado? Pues si usas el peróxido de hidrógeno, o agua oxigenada, vas a lograr devolverle la blancura.

Eso sí, puede que necesite un par de lavados con ello, pero si en la lavadora, en el cajetín del detergente, echas un poquito, seguro que consigues que la ropa salga más blanca.

Para eliminar las manchas de sangre

El agua oxigenada es uno de los mejores remedios para quitar las manchas de sangre de la ropa. Eso sí, para conseguirlo ha de estar fresca, o no haber pasado demasiado tiempo porque si se seca es más difícil de sacar (sale, pero te costará más lavados conseguirlo).

Para los hongos de los pies, agua oxigenada

agua oxigenada hongos

Sobre todo en verano, los hongos hacen su aparición sobre todo porque andamos descalzos, en zonas poco recomendables, etc. Si alguna vez los has tenido, sabes que son muy molestos, además de que si no se curan pueden ser peligrosos.

Por eso, una mezcla de peróxido de oxígeno (agua oxigenada) con agua (para rebajarla y que no escueza tanto) por la noche en los pies te ayudará a curarlos y también a prevenir la aparición de estos.

Peróxido de hidrógeno como enjuague bucal

Peróxido de hidrógeno como enjuague bucal

Olvídate de estar comprando en la farmacia o en el supermercado un enjuague bucal. O de preguntarle a tu dentista cuál es el mejor. El agua oxigenada es de lo mejor porque se encarga de eliminar bacterias y, al mismo tiempo, también te va a tratar las posibles heridas que tengas (como las aftas).

Eso sí, a la hora de usarlo, tendrás que rebajarlo con agua. Echa solo un chorrito en medio vaso de agua y enjuágate con él unos minutos.

Usa el agua oxigenada para limpiar

Si tienes la cocina sucia, o el baño, y necesitas no solo limpiarla, sino también desinfectarla, nada como el peróxido de hidrógeno para hacerlo. El agua oxigenada te ayudará, entre otras cosas, a dejar las juntas de los azulejos blancas, ya sea en las paredes o en el suelo.

Solo tienes que aplicar un vasito pequeño de agua oxigenada al agua con el que limpies y frotar un poco las zonas.

Estimular el crecimiento de las plantas

agua oxigenada plantas

Con esto debes tener algo de cuidado, pero lo cierto es que el peróxido de hidrógeno lo usan en la agricultura para hacer que las plantas crezcan más, que sus tallos sean más gruesos y además les aporta una defensa mayor ante plagas, insectos y enfermedades.

Ahora bien, debes usarlo rebajado en agua, ya que si lo echas directamente puedes acabar con la planta en poco tiempo.

Agua oxigenada contra el dolor de muelas

agua oxigenada dolor de muelas

¿Te has dado cuenta que cuando el dentista te saca un diente, te coloca un algodón? Este tiene agua oxigenada porque ayuda a desinfectar la herida y, al mismo tiempo, a tratar la infección, bacterias… que pudieran alojarse, además de cortar el sangrado de esa “herida”.

De hecho, lo utilizan con endodoncias también. Por eso, si te duelen los dientes, puedes coger un algodón y frotar con él en la zona para aliviar el problema.

El peróxido de hidrógeno, o agua oxigenada, tiene muchos más usos por lo que esa botellita que apenas utilizas, pero que tienes en casa, podría sacarte de más de un problema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *