Todo lo que debe saber para tener una tortuga de tierra

Posiblemente sea una excelente idea tener en casa una tortuga de tierra, principalmente si eres fanático de los reptiles. Aprende sobre los cuidados esenciales de este adorable animal, así como algunas curiosidades.

Una forma original de tener en casa una mascota sería elegir una tortuga de tierra, ya que los cuidados que necesita este animal no son muy complicados. Solamente debes preocuparte por su higiene, alimentación temperaturas y espacio para tener una mascota saludable. Por otro lado, es fundamental que reflexiones sobre la conveniencia o no de cuidar la tortuga de tierra y sobre los recursos que vas a necesitar, ya que al principio vas a necesitar hacer algunos gastos económicos.

La alimentación de una tortuga de tierra es básicamente vegetariana, es decir, pueden consumir lechuga, fruta y verduras. Este tipo de tortuga requiere de suficiente calor los 12 meses del año, es un animal que no es capaz de soportar corrientes de aire frío. Lo fundamental es saber el tipo de especie de tu tortuga, ya que de esto dependerán sus diferentes cuidados.

Por ejemplo, la tortuga de Florida o rusa, las cuales son propias de zonas bastante secas o del desierto, son altamente sensibles a la humedad. En caso de haber decidido adoptar una tortuga de esta raza, será preciso ofrecerle un terrario apropiado con la humedad y temperatura controlada. Existen otras tortugas con menores exigencias respecto al clima. Sin embargo, esto no quiere decir que descuides la temperatura en su refugio. En el caso de las tortugas leopardos, en comparación con otras razas su crecimiento es más acelerado.

Si la tortuga es bastante grande no hay problema si decides tenerla en el exterior, sólo requiere todo el tiempo de una caseta con calefacción. A medida que estos reptiles van creciendo, aumenta el consumo de alimentos. Pero, las tortugas más pequeñas tienen algunos problemas al momento de comer, de allí la importancia de proporcionarles una dieta saludable y controlar lo que consumen.

Cualquier tortuga de tierra es necesario que consuma alimentos con gran cantidad de fibra, principalmente incluir en su dieta: hierba, lombrices, verduras, etc. Al igual que la alimentación, para la tortuga de tierra es fundamental que reciba buena luz solar. Esto se debe a que los rayos solares mantienen saludable su caparazón y sirven para fijar el calcio.

Si ya decidiste adoptar una tortuga de tierra porque eres fanático de los reptiles, no dejes de leer algunas recomendaciones básicas, para que comiences a preparar todo lo necesario para disfrutar de una mascota saludable.

¿Cómo elegir una tortuga de tierra?

Lo más recomendable sería que escogieras una tortuga de tierra nacida en cautividad. Puedes dirigirte a una tienda especializada, para conseguir el ejemplar que deseas.

¿Terrario o exterior?

Es necesario que tu tortuga de tierra viva en espacios exteriores, principalmente en jardines. Para facilitar su desplazamiento a medida que crecen. Sin embargo, en caso de elegir un ejemplar pequeño, no hay ningún problema de colocarlo dentro de un terrario grande.

Temporadas de frío

Será necesario colocar dentro de la caseta una calefacción durante los meses más húmedos y fríos, para que tu tortuga pueda descansar sin problemas. Lo más apropiado sería que la temperatura se encuentre entre 25° y 30 °C.

Lámparas calefactoras

Sugerimos colocar en los terrarios, una lámpara calefactora para que tu ejemplar acuda al calor en momentos que lo necesite. Gracias al calor, tu tortuga podrá moverse sin problemas y comer bien.

Hibernación

Debes tener en cuenta que en los meses de invierno las tortugas hibernan, por eso no te preocupes si la vez quieta durante este período, o no la ves comer.

Alimentación de una tortuga de tierra

En general, a las tortugas de tierra les encanta consumir diferentes vegetales, principalmente lechuga y espinacas. Además, les gustan las judías, zanahorias y otras verduras. La frecuencia de la comida normalmente es cada dos días y la ración va a depender del tamaño de la tortuga de tierra.

Evita suministrarle tu comida

A pesar de que a las tortugas les encante el jamón de York, no es buena idea darle este tipo de alimentos que son especiales para humanos; ya que las tortugas de tierra dejarán de alimentarse con verduras y se volverán carnívoras.

Suplemento de calcio

Mantener saludable el caparazón de tu tortuga es fundamental, por eso no debe faltar un suplemento de calcio para tu ejemplar. Es una excelente opción, ya que muchas veces es complejo darle los alimentos con la cantidad exacta de calcio, que estos reptiles requieren.

Sustrato para el terrario

Es cierto que puedes adquirir en tiendas especializadas el sustrato para el terrario, sin embargo, una excelente opción sería utilizar papel de periódico. Primero porque la tortuga no estará interesada en comerlo y segundo, porque es un sustrato más económico.

Luz solar

Diariamente la tortuga va a requerir aproximadamente 10 horas de sol. En el caso de que la tortuga no pueda tomar el sol las horas requeridas, también tienes la opción de colocar tubos fluorescentes para reptiles en el terrario.

Vitaminas para una tortuga de tierra

Incorpora en la alimentación de la tortuga de tierra un suplemento con vitaminas, esto servirá para mantenerla saludable y fuerte. Evita sustituir por vitamina D3, la exposición al sol.

Agua

A las tortugas les encanta bañarse y también necesitan tomar suficiente agua, a pesar de que sean especies de zonas muy secas. Por tal razón, te recomendamos mantener el agua fresca y limpia.

Plantas tóxicas para las tortugas de tierra

Debe ser cuidadoso con las plantas que tienes en el jardín, ya que algunas pueden resultar muy tóxicas para tu mascota. Por ejemplo, el laurel o la azalea pueden ocasionar intoxicación en tu tortuga de tierra.

Veterinario de animales exóticos

También es fundamental, estar en contacto con un veterinario que sea experto en animales exóticos. De tal manera que, frente a cualquier síntoma de enfermedad, el veterinario pueda darte las indicaciones esenciales para su alivio.

Larga vida

Esta maravillosa mascota puede tener una vida muy larga, al menos unos 70 años. Por eso te invitamos a estar preparado para disfrutar de su compañía, por largo tiempo.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.