Materiales Conductores y Materiales Aislantes

Si oyes hablar de materiales conductores y materiales aislantes, lo normal es que intuyas cuál es la diferencia principal. Sin embargo, si te pidiéramos ahondar un poco más en esas características de cada material, podrías no saber todo lo que debes de ellos.

De hecho, ¿podrías nombrar al menos 3 materiales conductores y 3 materiales aislantes? No te preocupes, nosotros te hablamos de todos ellos para que los tengas claros.

Materiales Conductores y Materiales Aislantes Materiales conductores

Hierro: materiales conductores

Los materiales conductores son aquellos que permiten que la corriente eléctrica pase. Su función es la de conducir esa electricidad de un punto A a un punto B, de ahí que sean muy utilizados. Esto se consigue a través de una transferencia de carga, de tal forma que se distribuye por ese objeto hasta el punto donde ha de llegar. Por ejemplo, la mayoría de los aparatos eléctricos llevan materiales conductores porque necesitan energía (electricidad) que los ponga en funcionamiento.

Eso sí, la mayoría de los materiales conductores, a su vez, están recubiertos con aislantes para poder manipularlos sin que se sufra un accidente.

Ejemplos de materiales conductores son:

  • Cobre: es el más común y el que se utiliza de manera más habitual porque es barato y muy eficaz a la hora de dejar paso a la corriente eléctrica.
  • Aluminio.
  • Hierro.
  • Oro.
  • Plata.
  • Acero.
  • Hormigón.
  • Grafito.
  • Bronce.
  • Latón.

Oro

A pesar de que todos ellos se utilizan, está claro que hay algunos que son más caros que otros (como el oro y la plata) y por ende están más limitados en su uso por el precio que tienen.

Materiales aislantes

plásticos

Por su parte, los materiales aislantes son los que impiden que la electricidad pueda pasar. Su función es la de proteger a las personas, animales, o incluso a las plantas, de un contacto con las cargas eléctricas, que podrían poner en peligro la salud del ser vivo.

En otras palabras, se trata de materiales que ‘aíslan’ las corrientes eléctricas para impedir que pasen libremente por la zona. No impiden que la electricidad pase, pero sí aportan una seguridad para el ser humano, animal y vegetal para que, si entran en contacto, no se hagan daño o sufran de tensiones eléctricas.

Estos tienen una utilidad muy importante en lo que son los experimentos electrostáticos, porque lo que se hace es que se pueda manipular un material conductor pero protegido con un objeto aislante.

Cerámica aislante

Ejemplos de materiales aislantes pueden ser:

  • Plástico.
  • Vidrio.
  • Cerámica.
  • Madera.
  • Corcho.
  • Papel.
  • Mica.
  • Aislantes naturales: nos referimos al aire seco, aceite mineral, etc.
  • Aislantes artificiales: son aquellos creados por el hombre para potenciar la función de aislante. Por ejemplo, políester, baquelita o cloruro de polivinilo.

Su uso, en algunos casos, va más allá de las eléctricas ya que también sirven para aislar acústicamente o incluso térmicamente una habitación (o toda la casa).

De esta forma, ahora podrás saber qué elementos son los que pueden conducir la electricidad (materiales conductores) y cuáles son los que no permiten esto (materiales aislantes) así como la combinación perfecta para tener cargas eléctricas y poder tocarlas sin sufrir ningún tipo de percance.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *