Cibercuaderno

Este es un cuaderno de clase donde cada miembro del grupo pondrá algunos de sus trabajos.

Vais a empezar escribiendo el final del cuento “La sombra de las cosas”.

OTRO FINAL PARA EL CUENTO “LA SOMBRA DE LAS COSAS”

Y EL MIEDO VENCIO AL AMOR…

Antes de llegar Tulipán, Carmelo esperó deprimido en el parque, y cuando llegó ella, con retraso, Carmelo pensó que se reiría de él cuando viera que no tenía sombra. Al final Carmelo miró al suelo y vio que Tulipán tampoco tenía sombra como él, una persona huidiza, y vio que juntos hacían buena pareja en algun pais del norte donde pocas veces sale el sol.

Y EL AMOR VENCIO AL MIEDO….

Carmelo decidió acudir  a encontrarse con Tulipán y volver a vivir más maravillosos y nublados días en aquel parque.

Ella apareció en la esquina, atribulada y con retraso. Carmelo pensó que estaba aún más hermosa que la otra vez. Cuando ella llegó, él se dio cuenta de que Tulipán era como él, una chica sin sombra, y que juntos podrian llevar una vida maravillosa de nublado porvenir, en algun país de el norte, donde el sol respetuoso con su amor se lo pensaria seis veces antes de salir.

Otro final para el cuento “Las sombras de las cosas”

Y el amor venció al miedo. Carmelo no quiso olvidar a Tulipán mientras la espera muy contento. Cuando la chica llegó, se miraron con mucha vergüenza y descubrieron que eran uno para el otro, porque ninguno de los dos tenía sombra, y se abrazaron con mucho cariño. Desde ese día todo fue distinto para los dos, se compraron una preciosa casa y fueron muy felices en un país del norte, porque allí casi nunca sale el sol.

LA SOMBRA DE LAS COSAS

Carmelo prefirió conservar el amor maravilloso que sentía por Tulipán. Antes de que llegara Tulipan, borracho de amor estuvo esperandola.Cuando la beia venir hacia el sitio que abian acordado el la beia mucha mas guapa que las otras beces.El se reunio con ella y estubieron ablando toda la tarde y estubieron juntos asta el fin de sus dias.

El amor vencio al miedo

I en tonces Carmelo no renuncio a Tulipan y fue a donde quedo con Tulipan y fuae amirar si tenia ella sombra i en sedio cuenta que ella notenia sombra i gual que el y entonces le dijo si salia cuando a ciasol y le respondio Tulipan “no solo cuando sea ace nublado “i entonces comprendio que eran al mas jemelas y tubieron una vida maravillosa y Carmelo etonces.

Estaba borracho de amor de Tulipan por que comprendio que eran almas jemelas y tubieron una vida mas larga los dos juntos (Carmelo y Tulipan.)

El amor venció al miedo

Y el amor venció al miedo. Carmelo, decidido a superar su miedo, asistió a su cita en la esquina. La chica también acudió a la esquina. Ninguno se miró a la cara, solo se miraron los pies. Al verse los pies se dieron cuenta de que los dos eran iguales.

Todos los días se veían en el parque, tenían una vida normal y al cabo de muchos años tuvieron hijos. Éstos salieron con sombra y los padres se ilusionaron mucho.

Eran tan felices que no les importaba no tener sombra ,sino que eran más felices por el hecho de saber que eran únicos en el mundo y vivieron felices y comieron perdices.

Otro final del cuento “la sombra de las cosas”

Y el amor vensio al miedo. carmelo prefirio conserva el intacto del recuerdo de su maravilloso y nublado encuentro antes de que llegara tulipan, carmelo se puso a llorar de felisidad. Se quedo en el parque, cuando la chica aparicio en la esquina com retraso, carmelo le dijo que estava aun mas hemosa que la otra ves. Se quedo alli com tulipan y descubrio que era como el una chica sin sombra y que juntos van a vivir una vida maravillosa de nublado en algun pais del norte donde el sol repetuoso com su amor se lo pensara seis veces antes de salir.

El verano más feliz de mi vida.

Un dia fui al pub de Lyton y vi a esa chica ,que ya habia visto más veces,tenía una pierna rota .

Se quedaba sentada mientras la música sonaba ,yo me quedaba con ella hacíendole compeañia ,pero ella nunca se hubíese fijado en mí si no estuviera en esas condiciones,con la pierna rota.

Le daba conversación y la iba a ver los primeros días a su casa cuando ella aún no podía andar.Yo era tímido ,pero al mismo tiempo era muy valiente,cuándo hablábamos yo la miraba fijamente a los ojos ,mientras hablaba con ella.

Ella me evitaba los primeros días ,su padre iba a buscarla al pub ,yo era el único que me ofrecia a acompañarla y a ella le daba vergüenza hacer ese largo trayecto conmigo .El camino se hacia largo porque ella avanzaba dando saltitos ,si ella no tuviera la pierna así ,nunca me hubiese atrevido a acercarme a ella.

Sentía como si ella me despreciara un poco ,ella al tercer día ya no me decía que no .Cuando doblábamos la primera esquina ella sudaba se la veía con mucha desesperación,cuándo pasábamos por mi casa, siempre estaban mi madre o mis hermanos colgados en la ventana,parecia que a ella le daba mucha vergüenza.

Yo la acompañaba un día y otro practicamnete en silencío y yo no dejaba de mirarla.

El tercer y cuarto dia ,yo empece a notar que ella se sentia mas tranquila a mi lado al caminar ,le notaba que se sentia muy tranquila a mi lado al caminar,le notaba que se sentia muy bien al saber que despues de la disco yo iva a estar alli para acompañarla ,ademas yo no le pedia nada a cambio ,solo me ponia a su lado a caminar.

Yo nisiquiera hacia un minimo de esfuerzo para ir mas despacio ,ami lo que más me gustaba era verla caminando con esa lentitud exasperante.

Ella ya se sentia muy comoda con migo ,cuándo cumplimos una semana ,ella ya andaba mucho mejor ,el camino se hacia más corton ademas ella y yo hablabámos de otras cosas ,parecia que la cabeza de mis hermanos y de mi madre ,ya se hacian familiares.

Nunca llegabamos a su portal yo la dejaba en el semaforo unos metros antes .

La ultima semana antes de que le quitasen la escayola ,yo estaba muy triste y nervioso,un día antes de viajar a lugo para desprenderse de aquella coraza que la hacia mas lenta y mas buena ,ella y yo rebastabamos juntos la barrera del semáforo ,caminabamos muy despacio hasta su portal.

Yo le acerque los labios y le di un beso. Y le dije:

-Mañana te quitan la escayola.

-Ya.

-¿Y a que horas vuelves ?.

-No sé.

Me que mirandola y le dije:

-Mañana ya no querras que yo te acompañe . Si lo hicieras, ya no tendrias mas remedio que casarte con migo ,y ami aun me tienen que quitarme el apárato y tu tienes que recuperarte ,pero si algun dia cuándo seas mayor vuelves a romperte una pierna,llamáme vale ?.

Yo me fui , y su madre bajo a buscarla para ayudarle a subir las escaleras.

Ya no la volvi a ver más.

El verano más feliz de mi vida (Betsabé)

Un día estaba en el pub y vi, con la pierna escayolada, a la chica que me gustaba. Nunca me habia atrevído a decirle nada, pero esta vez sí que tuve valor, y así fue como se fijó ella en mí. Yo iba los primeros días a verla a su casa cuando aún no podía andar .

Yo era tímido, pero al mismo tiempo valiente. Cuando hablábamos, yo siempre la miraba a los ojos. Yo quería acompañarla siempre a pasear, pero yo me daba cuenta de que a ella le daba vergüenza caminar conmigo. Yo creo que cuando le daba más vergüenza era cuando pasábamos por delante de mi casa y nos miraba mi madre o alguno de mis hermanos. Ella generalmente siempre estaba en silencio. Yo nunca le pedia nada a cambio, no me molestaba nunca caminar con ella hasta donde fuera, me daba igual . Yo creo que empezó a sentirse cómoda el sexto o septimo día. Cuando pasó una semana, ella ya andaba mucho mejor. Los caminos se hicieron más cortos y mejores, porque empezábamos a hablar y creo que las cabezas de mi madre y mis hermanos ya se le hicieron familiares. Nunca llegábamos hasta su portal, yo me despedía en el semáforo. La última semana antes de que me quitaran la escayola yo estaba triste y nervioso porque pensaba que cuando le quitarán la escayola no me haria más caso.

. El día antes de deviajar a Lugo yo y ella rebasamos juntos la barrera del semáforo y caminabamós despacio hasta mí portal no había nadie pero no me hubiera importado que estubiera alguien. Yo le acerque los labios y supongo que sintió el frío de mis dientes torcidos debajo del aparato , y mis ojos buscaban sus ojos. yo le pregunte que si mañana le quitaban la escayola y me respondio que si yo le volvi a preguntar que a que hora volvia y me dijo que no lo sabia , yo me quede mirandola y le dije una palabra tan bonita que supongo que no encontro en ningún libro. Le dije qué mañana ya no querria que la acompañara por que si no se tendria que casar con migo y le dije que aun me tendria que quitar el aparato y que ella se tenia que recuperar de la pierna . Y le dije que si algún día cuando fuera mayor ,se volvia a romper la pierna que me llamara. yo me fuy y su madre bajo para ayudarla para subir las escaleras. Al dia siguiente supongo que le quitarian ya la escayola. Yo no se si fue el verano de su vida o no pero yo creo que si .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.