8 curiosidades sobre los tigres de Bengala

El tigre de Bengala es un felino emblemático, probablemente tan famoso como cualquier otro tipo de tigre que quede en el planeta. Sin embargo, como todos los tigres, es admirado y a la vez está en peligro, venerado por la misma especie que lo está eliminando.

Sin embargo, los tigres de Bengala se han recuperado en los últimos años y, aunque todavía están muy por debajo de su número histórico, se han convertido en un raro punto brillante para su atribulada especie. Con la esperanza de arrojar más luz sobre estos enigmáticos felinos y su lucha por coexistir con nosotros, he aquí algunos datos menos conocidos sobre el legendario tigre de Bengala.

La taxonomía de los tigres de Bengala

Los tigres se dividían antes en varias subespecies, pero las investigaciones más recientes sugieren que solo hay dos subespecies: Panthera tigris tigris en Asia continental y P. tigris sondaica en las islas de la Sonda. El tigre de Bengala se consideraba anteriormente una subespecie, pero ahora se clasifica generalmente como una población específica dentro de P. tigris tigris, que también incluye a los tigres del Caspio, de Indochina, de Malasia, de Siberia y del sur de China.

Esto puede parecer una degradación, pero los detalles taxonómicos no disminuyen la importancia de ninguna de estas poblaciones, y tienen poco efecto en el antiguo caché cultural de los tigres de Bengala.

Los tigres de Bengala son de los felinos más grandes

Los tigres de Bengala son uno de los mayores felinos de cualquier tipo que quedan en la Tierra.

Los tigres de Bengala tienen los dientes caninos más largos de todos los felinos vivos y también rivalizan con el tigre de Siberia por el título de mayor felino de la Tierra, tanto en longitud como en peso. El tigre de Siberia (o de Amur) se cita a menudo como el mayor felino de todos los tiempos, capaz de crecer hasta 3,7 metros de largo y pesar más de 300 kilos. Sin embargo, su tamaño es muy variable y es posible que en la actualidad sean más pequeños que en el pasado debido a la presión selectiva ejercida por los cazadores humanos que matan a los individuos más grandes.

Los tigres de Bengala no pueden igualar el tamaño de sus primos siberianos, pero pueden alcanzar tamaños y pesos similares. El mayor tigre de Bengala conocido pesaba 258 kg y medía unos 3 m.

Comen serpientes venenosas

Los tigres de Bengala se alimentan principalmente de ungulados, como una gran variedad de ciervos, antílopes, cerdos salvajes y bóvidos salvajes, pero también cazan presas más pequeñas, como los monos langur grises.¿ En algunos lugares, los tigres pueden obtener hasta el 10% de su alimento matando al ganado doméstico, lo que supone un reto para su conservación, ya que su hábitat está cada vez más fragmentado por las tierras de cultivo.

Se conocen algunos casos de tigres de Bengala que han derribado rinocerontes y elefantes indios, y también se sabe que a veces atacan a otros depredadores, como osos perezosos y leopardos. También se ha descubierto que se alimentan de serpientes venenosas; en una necropsia realizada en 2009 a un tigre de Bengala macho, los investigadores encontraron una cobra real y una cobra de un ojo en su estómago.

Tienen un significado diferente para algunas culturas

Los tigres de Bengala llevan miles de años entretejidos en las culturas de la India y los países vecinos. Un tigre es uno de los animales representados en el sello de Pashupati, un artefacto de unos 4.000 años de antigüedad de la civilización del Valle del Indo, y también aparece en los símbolos de la dinastía Chola. Los tigres de Bengala han seguido siendo una importante fuente de simbolismo para la región desde entonces, y hoy son el animal nacional tanto de la India como de Bangladesh. Los tigres también tienen un largo legado literario, desde Shere Khan en “El libro de la selva” hasta Richard Parker en “La vida de Pi”.

La India alberga cerca del 70% de los tigres de bengala salvajes

El tigre de Bengala es originario del subcontinente indio, donde vive desde hace al menos 12.000 años y se remonta al Pleistoceno tardío. Hoy existe en los países de India, Bangladesh, Nepal y Bután.

Con una población de unos 3.000 tigres de Bengala, la India cuenta actualmente con la mayor población restante de tigres de Bengala, así como con el mayor número de tigres salvajes de cualquier tipo en un solo país, lo que supone alrededor del 70% de toda la población salvaje de la especie.Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), Bangladesh alberga entre 300 y 500 tigres de Bengala, Nepal tiene unos 200 y Bután entre 50 y 150.

No quedan muchos tigres de Bengala en cautividad

En general, sólo en Estados Unidos hay más tigres en cautividad que en estado salvaje en todo el mundo. Sin embargo, los tigres de Bengala rara vez se encuentran en cautividad fuera de la India. Se crían en cautividad desde la década de 1880, pero se cruzan ampliamente con tigres de otros países. En consecuencia, muchos “tigres de Bengala” en cautividad fuera de la India no son verdaderos tigres de Bengala y, por lo tanto, son inadecuados para los programas de cría de conservación destinados a la reintroducción en la naturaleza.8 De los aproximadamente 200 tigres de Bengala registrados en cautividad, todos viven en la India.

Estamos salvando a los Tigres de Bengala

Como especie, los tigres de Asia llegaron a contar con 100.000 ejemplares a principios del siglo XX, pero luego sufrieron un pronunciado y prolongado declive, debido en gran medida a una mezcla de pérdida de hábitat y caza insostenible. Se calcula que entre 1875 y 1925 se mataron 80.000 tigres sólo en la India, y en la década de 1960 la población de tigres del país estaba al borde del colapso.

Esto impulsó una serie de esfuerzos para salvar a los tigres de Bengala de su desaparición. La India prohibió la matanza o captura de tigres salvajes en 1971, convirtió al tigre de Bengala en su animal nacional en 1972 y lanzó su programa de conservación del Proyecto Tigre en 1973, lo que provocó un auge de santuarios de tigres en todo el país que sigue creciendo. Tras caer a un mínimo de menos de 2.000 tigres, la población total de tigres de la India había crecido a 2.200 en 2014 y a casi 3.000 en 2018 (el país realiza un censo cada cuatro años).

Los tigres de Bengala necesitan más espacio

La India ha tenido un gran éxito en el aumento de su población de tigres, pero ha habido problemas. Aunque los tigres se han reproducido, a algunos conservacionistas les preocupa que no se dispersen lo suficiente hacia nuevos territorios. Un solo tigre macho puede ocupar un territorio de casi 40 millas cuadradas (100 kilómetros cuadrados), y además de causar problemas con otros tigres, quedarse sin espacio puede provocar conflictos entre tigres y personas.

Los hábitats de los tigres están cada vez más fragmentados por las carreteras, las vías férreas, las tierras de cultivo, la tala de árboles y otras formas de desarrollo humano, lo que hace que cada vez haya más felinos que depredan el ganado o chocan con las personas. Junto con la caza furtiva y el agotamiento de las especies de presa, esto ha limitado el éxito de los esfuerzos de conservación del tigre en la India, aunque los expertos ven razones para el optimismo.

Según el reputado experto en tigres Ullas Karanth, si las especies de presa se recuperan y la gente puede mantenerse al margen, actualmente hay suficiente cobertura forestal conectada en la India para mantener una población de entre 10.000 y 15.000 tigres de Bengala.

Cómo salvar a los tigres de Bengala

  • Elige muebles de madera creados a partir de madera recuperada en lugar de teca o cedro rojo cortados en la India.
  • Rechazar la compra de productos fabricados con piezas de tigre.
  • Apoyar la legislación para proteger a los tigres.
  • Done para apoyar a organizaciones de conservación de renombre, como la Wildlife Conservation Society.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.