6 animales que hibernan y no son osos

La hibernación es una hazaña fisiológica sorprendente, necesaria para la supervivencia de los animales. Los osos son los animales más famosos que hibernan, pero no son los únicos. Las tortugas, las serpientes, las ranas de madera y las marmotas son otros animales que realizan algún tipo de hibernación. Echa un vistazo a algunos de los animales a los que les gusta esconderse hasta que llegue la primavera.

Lémur enano de cola gruesa

El lémur enano de cola gruesa es el único primate conocido que combina la hibernación y el letargo durante un período de tiempo prolongado. Endémico de Madagascar, el lémur enano de cola gruesa hiberna durante la estación seca, cuando el agua escasea. De naturaleza nocturna, los lémures enanos de cola anillada también entran en hibernación y experimentan un calentamiento y aumento del ritmo cardíaco.

Tortugas

Como reptiles, las tortugas son endotérmicas, lo que significa que no pueden producir su propio calor corporal y reciben calor del entorno. Para ahorrar energía, es imprescindible que las tortugas entren en la nebulización cuando las temperaturas empiecen a bajar. Como la hibernación,la niebla es un período de inactividad durante el invierno; sin embargo, a diferencia de la hibernación, la nebulización no implica dormir. Esto varía de una especie de tortuga a otra, pero suelen cavar un buen agujero y se mantienen en él durante tres o cuatro meses.

Marmotas

Tradicionalmente, se ha confiado en estos animales para predecir el tiempo. Las marmotas son verdaderas hibernadoras. El periodo de hibernación puede durar hasta cinco meses y durante este tiempo, la marmota pierde una cuarta parte de su peso corporal. Durante la hibernación, su ritmo cardíaco desciende de 80 a 100 latidos por minuto a sólo cinco o diez, su temperatura corporal baja de 99 a 37 grados y su respiración se ralentiza drásticamente, pasando de 16 respiraciones por minuto a sólo dos.

Gavilán

El gavilán común es conocido como el primer a ave hibernante conocida. La reducción de los recursos alimenticios y las temperaturas severas conducen a la hibernación por torpor. Mientras que otras aves migran o entran en breves estados de letargo, como los colibríes, los picos de látigo pueden permanecer en un estado de letargo durante varios meses. Durante este tiempo, el ave tiene una frecuencia respiratoria reducida, una temperatura corporal más baja y una frecuencia cardíaca reducida.

Erizos

Hacia el final del otoño, los erizos entran en un estado de letargo. Para prepararse, buscan los mejores lugares para construir su nido, normalmente en un gran montón de hojas o debajo de viejos edificios o cobertizos. Los erizos tienden a despertar durante la hibernación, tan a menudo como cada dos o cuatro días, o tan raramente como una vez al mes. Cuando los erizos se despiertan durante el letargo, pueden trasladarse a un nuevo nido.

Ranas 

Si es a finales de invierno o principios de primavera y encuentras una rana que no se mueve, puede ser una rana en hibernación. Durante la hibernación, el corazón de la rana deja de latir y pierde entre el 35 y el 45% de su energía vital y el cuerpo se congela. Las ranas realmente pasan por un patrón de congelación-descongelación varias veces durante el invierno. En primavera, las ranas se descongelan y comienzan de nuevo el proceso de alimentación y apareamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.