10 de las más bellas plantas con flores de interior

Las hermosas plantas con flores pueden añadir color a cualquier espacio interior, funcionando como parte de la decoración y también proporcionando una variedad de beneficios para la salud mental y emocional. Al fin y al cabo, se ha demostrado que las plantas reducen el estrés, mejoran la satisfacción vital, aumentan la creatividad e incluso potencian la autoestima.

He aquí 10 hermosas plantas con flores de interior que le ayudarán a comenzar su retiro del jardín en casa, tanto si es un principiante como un jardinero avanzado.

Cuidado

Algunas de las plantas de esta lista son tóxicas para las mascotas. Para obtener más información sobre la seguridad de determinadas plantas, consulte la base de datos de búsqueda de la ASPCA.

Kalanchoe (Kalanchoe blossfeldiana)

Las Kalanchoe son suculentas perennes de larga floración originarias de Madagascar, donde prosperan en ambientes áridos. Las flores son de diversos colores, como rojo, rosa, amarillo y blanco, y la planta produce nuevas flores casi todo el año en respuesta a la luz solar. También conocido como trébol de la viuda, al kalanchoes le gusta el suelo ácido y crece mejor en macetas de arcilla cuando está en el interior.

Consejos para el cuidado de las plantas

Luz: Preferiblemente a pleno sol; puede tolerar la sombra parcial.
Agua: agua abundante e intermitente.
Suelo: Suelo bien drenado, ácido, ligero y arenoso.
Seguridad para las mascotas: Tóxico para perros y gatos.

Violeta africana (Saintpaulia ionantha)

La violeta africana es una de las plantas más populares para cultivar en interiores. Son originarias de Tanzania y tienen hojas delicadas y peludas. Aunque las violetas africanas son conocidas por su vibrante floración púrpura durante todo el año, también hay variedades con flores rosas, rojas, azules y blancas. Dado que la podredumbre de las raíces es un problema común, la elección de una maceta con buen drenaje es esencial para estas plantas.

Consejos para el cuidado de las plantas

Luz: La luz solar indirecta es ideal; la luz moderada es adecuada.
Agua: Húmeda pero nunca empapada. Riegue cuando la tierra esté seca por encima pero húmeda por debajo.
Suelo: Suelo bien drenado, ligeramente ácido. Añadir arena u otros materiales porosos al suelo.
Seguridad para las mascotas: No es tóxico para perros y gatos.

Limón (Citrus Limon)

La mayoría de los cítricos se cultivan normalmente al aire libre, pero los limoneros producen una floración deliciosamente fragante y delicada antes de la fructificación, y pueden cultivarse en interiores en las condiciones adecuadas. Los árboles necesitan circulación de aire y humedad, por lo que debes asegurarte de que haya una buena circulación de aire en tu casa. También necesitarás un dispositivo de nebulización para rociar tu planta. Además, los limoneros necesitan mucho sol y agua, así como una fertilización regular.

Consejos para el cuidado de las plantas

Luz: Amplia luz solar directa (mínimo 8 horas).
Agua: Riegue abundantemente y con frecuencia.
Suelo: bien drenado.
Seguridad para las mascotas: Tóxico para perros y gatos.

Jazmín (Jasminum polyanthum o Jasminum sambac)

Habib Mâhenni / Wikimedia Commons / CC by SA 3.0

Los jardineros adoran el jazmín por su dulce fragancia y su floración invernal. La planta suele plantarse en otoño y producir flores en febrero siguiente, por lo que los cultivadores suelen dejarla en el exterior durante este tiempo para asegurarse de que el jazmín esté expuesto a temperaturas frescas antes de devolverla a un lugar cercano a una ventana en el interior. Al ser una planta trepadora, el jazmín necesitará un enrejado o algún tipo de soporte mientras crece.

Consejos para el cuidado de las plantas

Luz: Puede tolerar cuatro horas de sol directo al día.
Agua: Mantenga la tierra húmeda, pero no mojada.
Suelo: Poroso; puede añadirse corteza u otros materiales.
Seguridad para las mascotas: No es tóxico para perros y gatos.

Lirio de la paz (Spathiphyllum wallisii)

Originario de América Central, el lirio de la paz forma parte de un género de más de 40 especies de plantas herbáceas tropicales de hoja perenne. Contrariamente a su nombre, estas plantas no forman parte de la familia de las liliáceas, sino que están emparentadas con otras plantas de interior populares, como el filodendro y la halocasia. Al crecer hasta un metro de altura en el interior, las agrupaciones de estas plantas pueden producir un espectáculo impresionante.

Consejos para el cuidado de las plantas

Luz: Media, luz indirecta.
Agua: riegue cuando se haya secado el primer centímetro de tierra.
Suelo: Bien drenado; mezcla de turba y arena.
Seguridad para las mascotas: Tóxico para perros y gatos.

Orquídea de la luna (orquídea Phalaenopsis)

En Asia tropical y subtropical, donde las orquídeas son nativas, crecen en los árboles y prosperan en suelos con musgo y corteza. También conocidas como orquídeas polilla, estas plantas en flor prefieren condiciones cálidas y húmedas y se cultivan habitualmente en interiores en todo el mundo. Las orquídeas lunares son las favoritas de muchos jardineros y producen vistosas flores de color púrpura, verde, blanco o rosa, según la variedad concreta.

Consejos para el cuidado de las plantas

Luz: Requiere luz indirecta y sombra profunda.
Agua: Riegue siempre por la mañana, deje que la tierra se seque bien entre riegos.
Suelo: Utilice corteza y/o musgo.
Seguridad para las mascotas: No es tóxico para los perros y gatos.

Amarilis (Hippeastrum petiolatum)

Originarias de América Central y del Sur, las amarilis producen unas llamativas flores en forma de trompeta, a menudo rayadas o moteadas. La amarilis se cultiva a partir de bulbos que se plantan normalmente a finales de otoño o principios de invierno, y le gustan las macetas que dejan unos 5 cm de espacio entre el bulbo y el borde cuando se plantan. El agua abundante y el abono orgánico, aplicados después de que haya surgido un brote, fomentarán una mayor floración. Al contener el alcaloide tóxico licorina, la amarilis es venenosa para perros y gatos.

Consejos para el cuidado de las plantas

Luz: Luz indirecta brillante.
Agua: abundante en la primera plantación, luego con moderación hasta la floración.
Suelo: Mezcla de tierra y perlita con mucha materia orgánica.
Seguridad para las mascotas: Tóxico para perros y gatos.

Cactus de Navidad (Schlumbergera bridgesii)

Los cactus de Navidad son conocidos por sus tallos aplanados y sus vibrantes flores rojas que suelen florecer en la época navideña. Estos cactus, una planta de interior fácil de cuidar, no son como las variedades del desierto, sino que son originarios de la selva brasileña y requieren más agua. Un cactus de Navidad puede vivir entre 20 y 30 años si se cuida adecuadamente y es un gran regalo de Navidad.

Consejos para el cuidado de las plantas

Luz: Se adapta, pero prefiere la luz difusa que imita las condiciones de la selva.
Agua: Regar abundantemente y dejar que la tierra se seque entre riegos.
Suelo: Ligero, bien drenado.
Seguridad para las mascotas: No es tóxico para los perros y gatos.

Begonia coccinea (Begonia coccinea)

Llamada así por su follaje, del que se dice que tiene forma de alas de ángel, la begonia de alas de ángel produce racimos de flores de diversos colores, como rojo, blanco, naranja o rosa. A esta planta no le gusta que la empañen, y un exceso de humedad podría favorecer la aparición de manchas y moho en las hojas. Un abono rico en potasio, así como la eliminación de las flores marchitas y descoloridas, favorecerá la producción de futuras floraciones.

Consejos para el cuidado de las plantas

Luz: Luz brillante indirecta, no a pleno sol.
Agua: Deje que la tierra drene y que el centímetro superior se seque antes de regar.
Suelo: Bien drenado, rico en materia orgánica.
Seguridad para las mascotas: Tóxico para perros y gatos.

Prímula del Cabo (Streptocarpus saxorum)

También conocidas como fruta retorcida o falsa violeta africana, las plantas de prímula del Cabo producen flores pequeñas y delicadas y tienen un follaje colgante, lo que las hace ideales para macetas colgantes y altas. Originaria de Kenia y Tanzania, esta pequeña planta herbácea no tolera el calor y prefiere temperaturas de entre 60 y 70 grados, lo que la convierte en una planta de interior ideal.

Consejos para el cuidado de las plantas

Luz: Luz brillante e indirecta; puede tolerar la sombra pero puede no florecer.
Agua: Deje que la mezcla esté ligeramente seca antes de regar.
Suelo: Suelo bien drenado, arcilloso, de pH neutro.
Seguridad para las mascotas: No es tóxico para los perros y gatos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.