Anoche, al ir a actualizar En el Villena, mi blog de la optativa Redacción y Diseño de Prensa, para el nuevo curso, me encontré con un comentario que me había dejado una alumna a quien di clase de lengua de 3º de ESO hace dos años.

Se había acordado del blog, me decía, y quiso entrar a dejarme un saludo. Era el blog al que durante aquel curso ella tenía que entrar de forma obligatoria para leer las informaciones e instrucciones que yo les dejaba (entonces lo usaba también para la clase de lengua).

Aparte sus expresiones de afecto, me han emocionado estas palabras: “…sin darnos cuenta nos enseñaste como nadie antes lo había hecho. Gracias a ti soy mejor persona.Y eso no se olvidaaaa”.

¿Habría preferido que hubiera dicho: “Gracias a ti escribo mejor” o “Entiendo mejor lo que leo” o “Me gusta la poesía”? Probablemente en el “ser mejor persona” está incluido todo esto. Pero quizá haya algo más, que no programamos de forma explícita, pero que transmitimos no sé muy bien cómo.