Estamos en vísperas de la celebración del 8 de marzo, y los blogs educativos se sumarán, sin duda, como cada año, a la celebración.

Voy a contribuir a ella poniendo a disposición del profesorado, especialmente del de literatura, un capítulo del libro de Ángeles Mastretta Mujeres de ojos grandes. En él se cuenta la siguiente historia:

Tía Jose, da a luz una niña “con los ojos grandes como dos luna, como un deseo”. Pero la niña enferma gravemente, y ni la ciencia ni las oraciones consiguen sanarla. Entonces, la madre, sin saber por qué lo hace, “se acercó a la niña y empezó a contarle las historias de sus antepasadas. Quiénes habían sido, qué mujeres tejieron sus vidas con qué hombres antes de que la boca y el ombligo de su hija se anudaran a ella. De qué estaban hechas, cuántos trabajos habían pasado, qué penas y jolgorios traía ella como herencia. Quiénes sembraron con intrepidez y fantasías la vida que le tocaba prolongar” Así se pasa muchos días, hasta que consigue que la niña se aferre de nuevo a la vida. Y el relato termina así. “Sólo ella [tía Jose] supo siempre que ninguna ciencia fue capaz de mover tanto como la escondida en los ásperos y sutiles hallazgos de otras mujeres de ojos grandes.

Pongo aquí el enlace con este capítulo de Mujeres de ojos grandes:

Tía Jose Rivadeneira tuvo una hija con los ojos grandes como dos lunas

[Inserto también unas actividades de comprensión que, según creo, estaban destinadas a alumnos de 3º o 4º de la ESO]

Mujeres de ojos grandes-actividades

Powered by Qumana