Si los alumnos han de apropiarse de la forma de lectura tal como funciona socialmente, es decir, como un acto personal y libre de relación entre el texto y el lector, se habrá de procurar un espacio de lectura con estas características, sin que pueda superponerse e identificarse con las situaciones pensadas por la escuela para ayudar al desarrollo de la competencia literaria.

He reproducido un  fragmento de una obra de Teresa Colomer y Anna Camps de 1991 (Ensenyar a llegir, Ensenyar a escriure, publicado por Rosa Sensat/Edicions 62) que todavía se puede leer con provecho.

En este fragmento se distinguen dos situaciones de lectura en el ámbito escolar:

  • Lectura como acto personal y libre, tal como funcionan socialmente.
  • Lectura orientadas al desarrollo de la competencia literaria.

Esta distinción tiene consecuencias importantes en cuanto a los objetivos y en cuanto a la mediación pedagógica.

Para promover la lectura como acto personal y libre, según las citadas autoras, son adecuadas actividades como las siguientes:

  • La lectura individual, independiente de cualquier trabajo escolar
  • Actividades de presentación y difusión de los libros que se pueden leer.
  • Actividades de incitación a la lectura
  • Creación de un clima propicio al comentario, al debate, la recomendación y el intercambio.

Estas actividades son muy diferentes de las indicadas para la formación de lectores literarios:

  • Actividades para el estudio de contenidos literarios programados
  • Trabajo de observación y análisis de obras
  • Comentario detallado de una obra leída  de forma colectiva
  • Relación de la lectura con proyectos de escritura creativa.

Estas distinciones nos ayudan a precisar dos conceptos que a veces se confunden en el ámbito escolar:

Captura de pantalla 2011-12-03 a la(s) 20.17.15

Propongo un decálogo que está basado en la  distinción que he venido haciendo:

  1. La educación literaria y las actividades de fomento de la lectura en los centros escolares tienen objetivos, medios  y estrategias diferentes.
  2. Los planes de fomento de la lectura persiguen la creación de situaciones de lectura libre,  orientan la libre elección de las lecturas.
  3. La lectura tiene una dimensión social que los planes de fomento de  la lectura han de incorporar: las diferentes formas de acceso al libro, el intercambio de lecturas y de experiencias, la existencia de espacios (presenciales y virtuales) donde se habla de libros…
  4. La mediación de los educadores en los planes de fomento de la lectura en los centros ha de estar basada  en el conocimiento de los lectores y en la existencia de  criterios de selección de las lecturas más idóneas.
  5. Un plan de fomento de lectura adecuado no garantiza la educación literaria, que requiere aprendizajes planificados, y es responsabilidad del profesorado de literatura.
  6. El objetivo de la enseñanza de la literatura no es el placer de la lectura, ni su fomento, ni el desarrollo del hábito lector… es proporcionar los medios (los aprendizajes) para que esto ocurra(Colomer-Camps)
  7. Lo específico de la educación literaria es la formación de lectores capaces de acceder a los textos del canon literario.
  8. Forman parte del canon literario escolar aquellas obras  de LIJ que puedan facilitar las actividades encaminadas a propiciar la experiencia literaria y a progresar en el dominio de las convenciones.
  9. La interacción con los textos literarios –el aprecio de la literatura- es posible con una lectura acompañada: para propiciar la respuesta del lector, para allanar dificultades (de lengua, de contexto cultural, de convenciones…), para ayudar a percibir y a dar sentido a los procedimientos literarios, para ayudar a poner en relación la temática y la forma de los textos con otros textos (intertextualidad).
  10. Leer para aprender a leer literatura puede llegar a ser un  “motivo para leer” atractivo, siempre que los medios empleados sean los adecuados.

(Intervención en “Las situaciones de lectura en el contexto escolar”, III Congreso Leer.es. Motivos para leer. Compromiso con la lectura, 25-27 de noviembre de 2011))

Acerca de la actualización de los contenidos de lengua
Escribir en Internet: decálogos, normas, consejos…