Cuando se llevar ya años escribiendo con más o menos regularidad en el blog, es necesario, antes de ponerse a hablar sobre algo, comprobar si uno ya ha dicho lo que ahora le parece tan necesario decir.

Iba a escribir sobre “enseñar a leer poesía”, a propósito de las clases que he iniciado sobre la poesía de Bécquer, y compruebo que no sólo ya he dicho lo que ahora se me estaba ocurriendo, sino que también tengo hecho un recuento de los posts en los que he escrito sobre esto.

De ellos, quiero destacar ahora el texto Enseñar a leer poesía, en el que propongo tres criterios, de los que no quito ahora mismo ni una coma. Destaco éste:

Lo importante no es la “sabia” explicación del profesor (que la mayor parte de las veces el alumno no entenderá ( a veces, no oirá); el acceso al poema comienza con las intuiciones del alumno: ¿qué ha entendido? ¿qué ha sentido? ¿de qué cree que nos está hablando?
Estas intuiciones servirán al profesor para dirigir a los alumnos, mediante el diálogo, hacia aspectos relevantes del poema.

También releo el texto que escribí para Tres Tizas, y de él destaco este fragmento:

Enseñar la poesía demanda, también, desvelar algunos de sus artificios. No digo exponer teoría literaria, ni desgranar la retahíla de las figuras retóricas, ni glosar (repetir) sesudas críticas de expertos en tal o cual poeta… Digo quitar el velo a algunos de los procedimientos poéticos que pueden ayudar a entender mejor tal poema, y, con ello, a entender mejor el funcionamiento del artificio poético.  Y creo que el artificio más relevante, como ocurre con los relatos, es la ficcionalización del marco enunciativo. El profesor no ha de ser un crítico literario, sino un guía.

Estas dos citas definen muy bien mi modo de actuar estos días en las clases dedicadas a enseñar a leer las Rimas de Bécquer.

(Dios mío, si para escribir un post ya tengo que recurrir a citarme a mí mismo, ¿no será el momento de cerrar el blog?)

Actualización

Añado la dirección de una pequeña antología de las Rimas que he preparado a partir de la edición del Centro Virtual Cervantes y que he alojado en Scribd:  http://www.scribd.com/doc/22905813/Rimas.

He seleccionado los poemas siguiendo este criterio: mostrar ejemplos claros de algunos de los  principales temas del Romanticismo: la insatisfacción, la huida, el deseo por fundirse con la naturaleza , el destino incierto, el ansia amorosa, el desengaño,  la atracción del abismo y de la muerte…