maestroescuela

Hace unos días, Carme Durán y Mireia Manresa me informaban de que querían comentar una secuencia didáctica mía sobre “El cuento fantástico” en una publicación (importante) que están preparando.  La secuencia está en la Red, y ellas querían proporcionar el enlace, pero está roto.

Recordaba esta secuencia, que había desarrollado en 3º de ESO en uno de mis primeros blogs de aula, En el Villena.  Una vez abandonado este blog, decidí  reunir todas las entradas de este proyecto para mostrarlo de un modo menos fragmentado  en una web que estaba construyendo con Google Pages (ahora Google Sites) . Este sitio no sólo está ahora abandonado, sino que algunos enlaces, efectivamente,  están rotos.
Así que, espoleado por el interés que Carme y Mireia mostraban por la secuencia, y también movido por sus elogios hacia  este trabajo, dediqué la mañana del último domingo a revisarla y a publicarla en El Tinglado.
(Sí, he regresado a este sitio entrañable, ahora un poco olvidado por algunos de los componentes del grupo. Creo que es un sitio muy decoroso para poner esta propuesta de trabajo al alcance de los colegas.  (Además, siento que ahí está seguro, protegido por Antonio Valero y Javier Escajedo.)
¿Qué virtudes tiene esta propuesta? Carme y Mireia destacan las pautas para el trabajo (compatibles con la “creatividad”, añado yo) y la integración de la reflexión sobre la lengua  con el aprendizaje de habilidades lingüístico-comunicativas.  Quienes conocen mis propuestas didácticas saben que esta e siempre una de sus características.
Probablemente hayan visto también algo muy importante en la enseñanza de la lengua: la integración de la lectura y de la escritura (“leer para escribir”). También esto lo busco conscientemente en mis trabajos.
Incluso señalaré otro rasgo que podría tenerse en cuenta. Algunos colegas me habrán oído o leído criticar ciertos usos de Hot Potatoes. Yo suelo usar este recurso, y trato de darle sentido. Creo que esta secuencia puede ser también un ejemplo de cómo hacer que un recurso con tantas limitaciones tenga un papel importante en la secuencia didáctica.
Ya diréis.

Recordaba esta secuencia, que había desarrollado en 3º de ESO,  en uno de mis primeros blogs de aula, En el Villena.  Una vez abandonado este blog, decidí  reunir todas las entradas de este proyecto para mostrarlo de un modo menos fragmentado  en una web que estaba construyendo con Google Pages (ahora Google Sites) . Este sitio no sólo está ahora abandonado, sino que algunos enlaces, efectivamente,  están rotos.

Así que, espoleado por el interés que Carme y Mireia mostraban por la secuencia, y también movido por sus elogios hacia  este trabajo, dediqué la mañana del pasado domingo a revisarla y a publicarla en El Tinglado.

(Sí, he regresado a este sitio entrañable, ahora un poco olvidado por algunos de los componentes del grupo. Creo que es un sitio muy decoroso para poner esta propuesta de trabajo al alcance de los colegas.  Además, siento que ahí está seguro, custodiado por Alejandro Valero y Javier Escajedo.)

¿Qué virtudes tiene esta propuesta? Carme y Mireia destacan las pautas para el trabajo (compatibles con la “creatividad”, añado yo) y la integración de la reflexión sobre la lengua  con el aprendizaje de habilidades lingüístico-comunicativas.  Quienes conocen mis propuestas didácticas saben que ésta es siempre una de sus características.

Probablemente hayan visto también algo que es muy importante en la enseñanza de la lengua: la integración de la lectura y de la escritura (“leer para escribir”). También esto lo busco conscientemente en mis trabajos.

Incluso señalaré otro rasgo que podría tenerse en cuenta. Algunos colegas me habrán oído o leído criticar ciertos usos de Hot Potatoes. Yo suelo usar este recurso, y trato de darle sentido. Creo que esta secuencia puede ser también un ejemplo de cómo hacer que un recurso con tantas limitaciones (en una enseñanza de orientación constructivista)  tenga un papel importante en la secuencia didáctica.

Ya diréis.