dfBlog

A la vista está: Darle a la lengua ha cambiado de aspecto. No es que me disgustase el que tenía: la plantilla era suficientemente sobria para no cansar. Ha aguantado bien desde el otoño de 2006.

Pero  el cambio no es sólo de plantilla: por fin disfruto de la versión 2.8 de WordPress, gracias a los desvelos , la obsesión cacharrera y la generosidad de Eduardo Larequi, quien pronto contará en su blog los sofocos que tuvo que pasar ayer -mientras perdía “La Roja”- para resolver las dificultades que se le presentaron.

En cuanto Eduardo me ha comunicado que tenía hecha la actualización, me he lanzado a busca runa plantilla que me gustara y que no me exigiera horas de traducción. Inmediatamente he encontrado lo que quería: dfBlog, una plantilla limpia, sencilla, que no he necesitado traducir.

Deseadle una larga vida a esta nueva época de Darle a la lengua.