Poesía visual en la calle

Imagen procedente de  StreetArt in Germany

Para celebrar el Día Mundial de la Poesía he seleccionado cuatro textos muy alejados entre sí por la lengua y el contexto cultural y muy alejados en el tiempo de nosotros.

Pero, ¿a que percibimos en ellos un lenguaje universal?

Sus miradas eran de gacela; su cuello, como el del ciervo blanco; sus labios, rojos como el vino; sus dientes, como las burbujas.

Su túnica bordada de oro la ceñía como las estrellas brillantes se entrelazan en torno a la luna.

La mano del amor nos vistió en la noche con una túnica de abrazos que rasgó la mano de la aurora.

Ben Jafacha, de Alcira

Dentro en el vergel
moriré.
Dentro en el rosal
matarme han.

Yo me iba, mi madre,
las rosas coger;
hallé mis amores
dentro en el vergel.

Dentro en el rosal
matarme han.

(Anónimo)


No acabarán mis flores,
No cesarán mis cantos.
Yo cantor los elevo,
se reparten, se esparcen.
Aun cuando las flores
se marchitan y amarillecen,
serán llevadas allá,
al interior de la casa
del ave de plumas de oro.

(Nezahualcóyotl)


No tiene nada
mi choza en primavera.
Lo tiene todo.

(Sodó)