Cuando se habla de comprensión lectora tendemos a pensar en ideas principales y en sus relaciones. Esto vale, sin duda,  para los textos expositivos y argumentativos. Pero hay muchos textos cuya comprensión implica el reconocimiento de otra clase de significados.

Por ejemplo, la comprensión de relatos requiere identificar qué hacen los personajes cuando hablan,  y la comprensión de muchos poemas depende de que se reconozca la acción verbal que realiza el “yo poético”.

Estos días, terminando ya el curso, estoy tratando de examinar cómo se las arreglan mis alumnos de 2º de ESO para identificar qué hacen los personajes de algunos romances cuando hablan. Muestro aquí un ejercicio montado con el bellísimo romance Gerineldo y la infanta, que aquí os dejo.

(Añado: una forma bastante más interesante de trabajar el vocabulario que las que ofrecen los rutinarios ejercicios de los libros de texto al uso)