revolución blogs

 

Ando releyendo La revolución de los blogs, de José Luis Orihuela (¿Alguien recuerda el revuelo que movió todavía no hace un año, o ya sólo nos queda memoria de lo más próximo, y aún ni eso podemos abarcarlo completamente?). Y me lo estoy pasando mejor que en la primera lectura: entonces curioseaba; ahora busco información para un trabajo sobre la alfabetización en la era digital.
Leo:

Entre los weblogs temáticos cabe otra gran división que, con todos los matices que se quiera poner a estas clasificaciones tan generales, podía establecerse entre los weblogs de paso o filtros, centrados en enlaces y noticias, y los weblogs de destino, más inclinados al análisis, la opinión y el micro-ensayo.

Y me doy cuenta de que, de un modo inconsciente, la mayor parte de mis posts, al menos los que escribo ahora, participan de ambos tipos: trato de dar noticia de algo con su correspondiente enlace, y, junto a ello, opino, analizo, me expreso.

A veces ocurre como si, avergonzado de poner mis cosas en primer plano, tratara de buscar la benevolencia del lector facilitándole alguna información. Otras veces, lo que está en primer plano es la información que quiero dar, pero tiendo a envolverla con algún comentario, como si no acabara de estar seguro de que la información que vierto tuviera mucho valor y hubiera que envolverla con un engañoso papel de regalo.

Sí. Me parece que es una constante: dos elementos con diferente peso dentro del blog, pero apoyándose el uno en el otro.

Me gustaría saber cómo concebís vuestros posts (o como creéis concebirlos).