Animado por algunos posts en los que se hace balance del año que acaba de terminar (ver, por ejemplo, el que hace Fernando Trujillo en De estranjis, hago yo también el mío.

Blog

Como es notorio, este blog, que he mantenido durante cinco años, ha entrado en una época de inactividad. ¿Cuáles son las razones?

  • El blog ha dejado der ser el único medio de comunicación personal en la Red. Muchas de las cosas que antes hacíamos en el blog, ahora las hacemos en las redes sociales. Creo que todavía ando algo descolocado por ello.
  • Mi blog ha estado muy vinculado a la actividad de aula: recursos, actividades, reflexiones… En general, siempre partía directa o indirectamente del aula. ¡Y ahora no tengo aula!
  • Finalmente, muchos de mis intereses y preocupaciones actuales tienen otro medio de comunicación: El blog de Leer.es.

¿No son razones suficientes para que Darle a la lengua corra el riesgo de estancarse? Mi propósito, sin embargo, es iniciar otro rumbo en el año que comienza. ¿Cuál?

Redes sociales

En paralelo al languidecer del blog, 2010 ha sido el año de Twitter. Abrí una cuenta en 2009, pero no le veía la gracia ni la utilidad. No sabía para qué ni cómo usarlo.
El conocer TweetDeck fue decisivo en cuanto a la facilidad de uso. Y seguir las huellas de colegas blogueros que se habían convertido en avezados usuarios de Twitter me ayudo a encontrarle sentido.
Ahora se ha convertido en un medio imprescindible para saber lo que “se cuece”, para aprender y compartir (y también para divertirme).
Aunque también tengo actividad en Facebook, no se puede decir que me sienta cómodo allí. Sigo porque es el único modo de tener y mantener contacto con colegas que no están en Twitter.

Publicaciones

Al preparar este balance me doy cuenta de que he estado muy activo en este terreno. Aunque sólo ha aparecido una publicación mía este año (el artículo “Nuevos objetivos de la alfabetización”, en el nº 401 de Cuadernos de Pedagogía, cuyo Tema del mes es “Lengua y TIC”), sin embargo he dejado listos para su publicación, que será en breve, estos tres trabajos:

  • Educación literaria. Cuatro secuencias didácticas, en la editorial Octaedro.
  • Capítulo “TIC y enseñanza de la lengua y la literatura”, en Lengua castellana y la literatura. Didáctica y práctica docente, en la editorial Graó dentro de su colección “Formación del profesorado. Educación secundaria”.
  • Capítulo “El lugar de la gramática en la enseñanza de la lengua”, en Lengua castellana y la literatura. Investigación, innovación y buenas prácticas, también en Graó.

Congresos, jornadas, cursos de formación

También en este capítulo constato una actividad intensa en torno a tres grandes temas:

  • Competencia en comunicación lingüística, para profesorado de diferentes áreas.
  • Competencia lectora, especialmente la lectura como instrumento de aprendizaje.
  • Las TIC en la enseñanza de la lengua y la literatura.

Probablemente, del trabajo entorno a la competencia lectora saldrá otra publicación, de la que acabo de redactar el proyecto.

Destacaré dos conferencias:

Y también mi participación en el curso Leer para aprender, que se celebró este verano en el marco de los cursos de verano de El Escorial.

En resumen, no ha sido mal balance. El nuevo año también lo inicio con buen ánimo.